La nueva vida que empieza a los cuarenta

Pisar el cuarto piso es un estado del alma definitivo porque en adelante la palabra cuarentón hará parte de la vida de uno, pero no indica que uno esté viejo, lo que pasa es que tiene un montón de experiencia y por delante un tiempo de vida importante para aprovechar. 

Este es un blog para todo que el esté rondando los cuarenta años de edad, con o sin hijos, con o sin trabajo, se detenga, se ría de sí mismo y se identifique con algo de lo que nos pasa a nosotros lo nacidos en los años setenta.

La vida no empieza a los cuarenta, empieza desde antes de nacer, así no seamos conscientes de eso, pero quienes tenemos hijos sabemos como cada decisión que tomamos en los años anteriores ha influenciado el camino de nuestros adorados tesoros.

Pero en este piso cuarto la manera como nos vemos a nosotros mismos y al mundo da un interesante giro y en lugar de sentir mareo debemos disfrutarlo.