Urbanidad para corredores

¿Y quién no quiere divertirse mientras corre? En la calle y en las carreras encontramos a muchas personas que son parte de ese club por el que no hay que pagar nada ni tiene sede fija: el running o mejor el club de los corredores; pero no seamos de los que causan segundos de amargura, vale la pena que la “buena onda” nunca la dejemos atrás así estemos superando día a día nuestra propia velocidad.

Escribo algunos apuntes para corredores y no corredores que seguro harán que algunos lectores asienten con la cabeza y hasta tuerzan los ojos.

CD9429C2-EEF7-4761-8EDA-A2A531F63198.jpeg

Para corredores:
1. ¡Sonríe! No hagas cara de tragedia, nadie te obliga a correr, ¡disfrútalo!
2. Saluda a los otros corredores que te den una mirada amable, ya lo sabes, basta con sonreír o levantar tu dedo pulgar.
3. Ayuda mientras puedas. ¿Alguien se cayó a tu lado? Mira si está solo, si necesita ayuda, y por lo menos ofrécele llamar a alguien. ❤️
4. Corre por tu carril, así sea imaginario. No andes en zig-zag ya sabes que puedes causar un accidente. Si te vas a cambiar de carril mira por el rabillo del ojo que para eso es.
5. Si notas que hay corredores que van más rápido que tu procura andar por la derecha, puedes causar un accidente y también limitar el movimiento de los demás. No está mal ir despacio, pero conserva tu carril.
6. Si eres de los rápidos tipo Flash no atropelles al resto, no les des codazos ni te quejes. Solo sigue tu camino, amigo velocista. Todos te admiramos.👍🏼
7. ¿Te gusta correr oyendo música? Te entiendo, pero conserva un volumen que te permita no perder la noción del entorno para poder reaccionar a tiempo ante alguna eventualidad, por ejemplo, si un carro te pita porque te estás pasando la calle en el momento inadecuado.
8. ¿Viste algo en el camino que quieres señalar a tu acompañante? Hazlo, pero no saques tu brazo como si fueras a parar un bus, puedes pegarle un golpe a otra persona que va corriendo detrás de ti o a tu lado.
9. ¡No frenes en seco! ¿Necesitas explicación? No creo.
10. No te lances en los cruces vehiculares. Espera. Adivina quién puede sufrir el peor daño. No hay unos segundos mejor invertidos que los que te salvan de ser atropellado.
11. Si vas a escupir (asquerosa maña) por lo menos mira que no caiga en lo pies de algún corredor.
12. Jamás, jamás, jamás menosprecies la carrera que han hecho los demás, ni tampoco la que tú mismo has terminado.😀

Para no corredores:
1. ¿Tienes amigos que ya no trasnochan ni toman alcohol porque al otro día van a correr? Felicítalos y respétalos. No te burles. Anímate a salir por primera vez, tendrán paciencia contigo.🏃🏽‍♀️🏃🏻‍♂️
2. ¿Tus amigos se han alejado de la comida grasosa y de las harinas? Haz lo mismo, nada malo te va a pasar.
3. ¿Tus amigos hablan de carreras y entrenamientos? Déjalos, seguro en un rato cambian de tema.
4. ¿Vas en carro y viene algún corredor? Si puedes y es prudente dale la vía, no perderás más de cinco segundos y recibirás un agradecimiento en forma de pulgar arriba.👍🏼
5. ¿Te inscribiste a una carrera y no corres? ¡Muy bien! Pero has el recorrido por la derecha. Sigue entrenando y en la próxima carrera te corres un poco hacia la izquierda.🥇

Dicho esto, ¡todos a correr!🏃🏻‍♂️🏃🏽‍♀️🏃🏻‍♂️🏃🏽‍♀️

Niñas en la boca del lobo

Educar y cuidar hijas nunca ha sido sencillo y, en este tiempo, en que los violadores parecen estar al acecho no resulta nada fácil.  Estos malignos seres siempre han existido, como siempre hemos existido las madres y la posibilidad de prevenir un poco más, así como la imposibilidad de ser omnipresente para rescatarlas del peligro.

De la violencia sexual escuchamos cada día una historia más macabra que la anterior y las mamás rogamos a Dios o a quien sea para que a nuestras hijas no las toque nadie, pero al tiempo, es sorprendente cómo muchas familias siguen obligando a las niñas a que saluden de beso a quien no conocen o no les cae bien, a que sean amables con personas que no les inspiran confianza o se les corrige por contestar fuertemente ante lo que ellas pueden considerar como un insulto. ¿No es mejor respetarlas cuando dicen “no”?, ¿No se cultiva la actitud complaciente que tanto daño hace?

Se cree que el problema es absolutamente externo, pero vale la pena una mirada al actuar de los adultos para ver cómo si es posible prevenir un poco más.

En estos tiempos de redes sociales, en que el ser humano necesita contar con la validación de su comunidad para validar sus acciones, gustos y creencias, terminamos por abocar a las niñas a algo peor porque probablemente sin calcular las consecuencias, se les indica que la autodeterminación y la autoridad como madres, como adultos también depende de lo que opinan los demás, y la vida privada y los asuntos de casa también deben ser compartidos. Con el ejemplo, se enseña que parte de disfrutar depende de cuantos “me gusta” otorguen los demás a las fotos de los momentos que ya deberían ser felices solo por haberlos vivido.

En este orden de ideas, ¿cómo se les pide que no dependan de lo que hacen sus amigos?, que no sean “mostronas”? Hoy me enteré, tarde, puede ser, que existe la moda de mandarse un “pack” por whatsapp, que consiste en todo un estudio fotográfico y videos de su inocente desnudez que busca la aceptación de algún grupo de amigos o de algún jovencito que busca lo mismo al unir al resto de packs que ya han logrado como un coleccionable, gratis o comprable, disponible para todos.

Captura

Las niñas desde los 9 años comparten videos en Musical.ly en los que bailan las canciones de moda y obtienen seguidores de manera muy rápida, ¿y quiénes son los seguidores?, ¿Las niñas de 11 años tienen más de 30 amigos? ¿Los papás conocen a los 30 amigos y a sus familias?. ¿Ya saben que hay muchos adultos con perfiles falsos que van detrás de las niñas?, por supuesto que si. Bueno, estos individuos no hacen excepciones.

 

 

Del empoderamiento femenino mucho se dice, de la necesidad de educar mujeres independientes, también; ¿y de controlar el comportamiento complaciente y del autocontrol de las madres para que limiten lo que comparten en las redes sociales sobre sus hijas?, ¿quién les dice a las mamás que no compartan todo en sus perfiles porque también es una manera de prevenir que sus hijas sean víctimas de algún tipo violación o de pornografía infantil?.

Si es posible ser más precavidos, es posible ser respetuosos con las niñas y no ponerlas nosotros mismos en la boca del lobo.